ÚLTIMAS NOTICIAS

Aniversario de Ride The Lightning: 34 años doblando las campanas


El año 1984 fue bastante fructífero en términos musicales, con lanzamientos como ''Defenders of The Faith'' de Judas Priest, ''Grace Under Pressure'' de Rush, ''Powerslave'' de Iron Maiden e incluso el ''Like a Virgin'' de Madonna (¡!). Pero también, se dio paso a un álbum que sólo con ocho cortes mostró muchas facetas de la muerte y la rabia como no se hablaba mucho en esa época. Porque un 27 de Julio, los cuatro jinetes del Apocalipsis, Metallica, lanzaban lo que sería su segundo disco de estudio, titulado ''Ride The Lightning''.

Tras conseguir las miradas de muchos con un metal rapidísimo rozando la perfección en ''Kill 'em All'' el año anterior, el que fuese su sucesor acaparó muchos más oídos, llegando a un punto casi insospechado a la fecha, con un trabajo que ahora está dentro de los mejores álbumes de Heavy Metal de todos los tiempos. No es una tarea fácil igualar lo que ya había conseguido su disco anterior, puesto que rápidamente recorrieron los Estados Unidos y Europa ganando una cantidad no menor de fanáticos acostumbrados al thrash desesperado que por fin, habían encontrado una banda que llenara todos sus gustos. Pero a Metallica poco le importaba eso y, como una de las primicias de su nuevo larga duración, este contendría UNA BALADA.
Imagínense el golpe en cierta zona dolorosa para quienes sólo pensaban en moshpits mientras veían a Kirk Hammett derritiendo uñetas y a James Hetfield vociferando como loco en cada uno de sus shows. Acá habría mucha más madurez, lírica y musicalmente hablando, con un Lars Ulrich que tal como muchos dicen, ahora 'sí sabía tocar batería y no sólo golpearla rápido'. Y bueno, para qué vamos a hablar de Cliff Burton, que con un talento indescriptible en el bajo, ayudó muchísimo a que la composición de este trabajo quedara tal como todos lo conocemos.

Grabado entre el 20 de Febrero y el 14 de Marzo de 1984 en los Sweet Silence Studios en Copenhague, Dinamarca y siendo Flemming Rasmussen el encargado de producirlo, ''Ride The Lightning'' fue distribuido en primera instancia por Megaforce Records en Estados Unidos. Teniendo una duración de casi 48 minutos en su totalidad, tiene varias particularidades, una de ellas es que en este disco, en la parte de los créditos aparece el guitarrista Dave Mustaine por última vez, en los cortes 'Ride The Lightning' y 'The Call of Ktulu'. Si es que alguna vez se les hizo parecido, en Megadeth son ocupados los mismos riffs de esta última canción para 'Hangar 18', parte de la obra maestra ''Rust In Peace'', lanzado en 1990. 


Pero vamos a lo que nos convoca, el disco en sí. El primer tema, titulado 'Fight Fire With Fire', tiene que haber hecho maldecir a más de alguno con su introducción,  que llega a sonar angelical, con armonías acústicas y un bajo que sólo acompaña de manera inocente unas cuerdas que de a poco se oscurecen... y nace el caos. De qué otra manera lo puede explicar Metallica, el fin se acerca y todos moriremos gracias al holocausto nuclear. Sección rítmica con solos a dos guitarras que más de alguno debe hacer en el aire mientras los escucha. Cuatro minutos con cuarenta y cuatro segundos de locura que explotan dejando fuego en las orejas después de tanto doble bombo y riffs destructivos como sólo James sabe hacerlo. Cuando apenas nos estamos recuperando de semejante bomba, el tema título inicia tan poderoso como se puede imaginar una descarga eléctrica hasta la muerte. 'Ride The Lightning', que relata el camino de un hombre en camino a ser ejecutado en la silla que se hace presente en la portada del disco y en incontables murallas en su versión de poster. Un solo que dura más de un minuto y medio, junto a los gritos incontenibles de un Hetfield que pide incluso ayuda divina para no morir en la silla eléctrica, mientras su cerebro comienza a fundirse.

Tercer corte del álbum y es momento de las campanas en 'For Whom The Bell Tolls'. Con una letra inspirada en el libro con el mismo título escrito por Ernest Hemingway el año 1940, aquí Cliff Burton se luce con una introducción que parece una guitarra pero no, es el Rickenbacker en ácido del pelirrojo bajista. Con Lars Ulrich emulando una campana al principio que sin embargo era el golpeteo de un yunque, la canción se hace cortísima, con una sección rítmica de Hammett donde repite el mismo punteo 32 veces y aún así, no se hace repetitiva. Y aquí llegamos a la piedra de la discordia, 'Fade To Black', la balada que se anunciaba desde mucho antes del lanzamiento del álbum. Y vaya que sorprende, con James Hetfield relatando un suicidio que eriza los pelos, junto con una introducción acústica y una explosión con tintes de película en el momento del clímax, con Kirk ejecutando uno de sus mejores solos. Es más, es el número 24 en el ranking de los mejores 100 solos de guitarra de todos los tiempos, según la revista Guitar World. Con un riff que es coreado por estadios enteros cada vez que lo tocan, es una de las power balladas más controversiales del cuarteto y a su vez, una de las favoritas por todos quienes han escuchado alguna vez a Metallica. Como dato curioso, la letra de este tema fue escrita luego del robo de casi todos los instrumentos que sufrió la banda, entre los que estaban una guitarra eléctrica de James, a quien su madre se la regaló poco antes de morir.

Ya en la segunda mitad del disco vuelve la locura y rapidez con 'Trapped Under Ice', corte que contiene tres solos de Kirk Hammett y un riff traído desde sus tiempos con Exodus (que luego también la banda de Thrash comandada por Gary Holt ocuparía en 'Impaler'), habla sobre la impotencia de un hombre que se asfixia hasta la muerte atrapado bajo el hielo. Terminando tan rápido como empieza, es un tema ejecutado en vivo muy pocas veces por la banda, por lo que es considerado una de las gemas escondidas del extenso catálogo del cuarteto de San Francisco. Tras este golpe directo a la cabeza, nos encontramos por el tema que James Hetfield odia, 'Escape', quizás el corte más radial de Metallica hasta la fecha, con una letra mucho más antisocial que el resto del disco, puesto que trata de la repulsión que tiene la banda sobre las creencias populares, dejando en claro que la libertad de expresión es lo suyo. Con incluso el sonido de una sirena policial casi cerrando el tema y habiendo sido tocada en vivo casi como obligación sólo una vez el año 2012, la razón principal del rechazo a esta canción, es que James considera que su introducción parece música ''disco''.

La canción número 7 de ''Ride The Lightning'' tiene un trasfondo bíblico y una épica sonora desde el primer segundo. 'Creeping Death', basada en el Éxodo del Antiguo Testamento y la leyenda de que la muerte se llevaría de forma sigilosa a todos los primogénitos de cada familia donde no hubiese sangre de cordero en los marcos de sus viviendas. James se disfraza de la carpa en cada verso, haciendo juego con los versículos de la biblia para llegar al cometido deseado, que es asesinar al hijo mayor del Faraón. Un riff endemoniado junto con una de las letras más acertadas del disco desencadenadas en un ritmo frenético de la mano de Lars Ulrich y sus contratiempos marcadísimos. Después de esos 6 minutos y medio donde incluso aprendemos historias del libro para muchos sagrado, es turno de congelar el infierno con la llamada de Ktulu, ya que llega el momento del instrumental  Titulado originalmente 'When Hell Freezes Over', 'The Call of Ktulu' enmarca solos de bajo, guitarra y una intro paralizadora que transporta hacia el clima frío donde se ambienta. Inspirada en el cuento de terror 'La llamada de Cthulhu', escrito por H.P. Lovecraft, que habla sobre un ser que está hace milenios en el mar el cual es encargado de cazar sombras malignas. Final espeluznante para un disco que no tiene puntos bajos y termina con una rabia y potencia casi ensordecedoras.

Tras desglosar ''Ride The Lightning'' de manera íntegra, no hay otra cosa que decir además de que el segundo álbum en la historia de Metallica, relata con una furia ya un poco más contenida que en su predecesor la muerte y sus variantes, con mucha más melodía y madurez presente. Uno de los mejores discos de todos los tiempos y obligación para cualquier fanático del Metal que se inicie en este camino musical. La dominación mundial de la que Ulrich hablaba luego de ''Kill 'em All'' cada vez se acercaba más y a pasos agigantados, cabalgando un rayo y combatiendo el fuego con más fuego. A continuación, te dejamos con el disco completo, para que lo escuches en esta fecha tan especial para los seguidores de la banda y el Thrash Metal en general.



                                    Metallica - Ride The Lightning FULL ALBUM





Aniversario de Ride The Lightning: 34 años doblando las campanas Aniversario de Ride The Lightning: 34 años doblando las campanas Reviewed by samuel.acevedo on julio 27, 2018 Rating: 5
     
Con tecnología de Blogger.